APLICACION ADECUADA DE LOS FERTILIZANTES


 APLICACIÓN ADECUADA DE LOS FERTILIZANTES:

a) EN FLORES:
En flores, en el suelo es recomendable siempre utilizar fertilizantes que contengan los tres elementos fundamentales, (Nitrógeno, Fósforo y Potasio) y de preferencia que contengan también elementos menores.
Se recomienda aplicar de 15 a 60g (una a cuatro cucharaditas) CADA 3 MESES: no más cantidad ni antes. Es erróneo pensar que una mayor cantidad o un mayor número de veces alimentará mejor a la planta, por el contrario, la alta concentración de sales insolubles traería como consecuencia el abatimiento y muerte de la planta. El granulado se aplicará a 20 cm ("una cuarta") del tallo, en círculo, separado de éste. Es muy importante, como veremos adelante, que se apliquen siempre los alimentos o fertilizantes junto con abonos naturales por lo que se recomienda cada vez que aplique FERTILIZANTES lo haga junto con ABONOS ORGÁNICOS; es importante también regar abundante agua después de su aplicación. 

b) EN FRUTALES:

En árboles frutales: es recomendable siempre utilizar fertilizantes que contengan los tres elementos fundamentales, (Nitrógeno, Fósforo y Potasio) y de preferencia que contengan también elementos menores.
Aplicar 50 grs de granular por cada año de edad del árbol o por cada pulgada de diámetro del tronco principal, en círculo y alrededor de éste pero separado del mismo, en la zona donde proyecte su sombra la punta de las ramas. Se debe repetir la aplicación cada cambio de estación, excepto en invierno, ya que en esta época los árboles se encuentran con vida latente, "dormidos" y por lo tanto no requiere alimento. Cualquier recomendación de usar mayor cantidad ó con mayor frecuencia, es incorrecta e inapropiada, salvo en casos específicos. 

c) EN MACETAS:

Se recomienda usar fertilizantes que no contengan cloruros como fuente de Potasio; las flores son muy sensibles a su uso y en una maceta no hay manera de eliminar las sales insolubles, se recomienda usar una formulación que contenga además de Nitrógeno, Fósforo y Potasio, los elementos menores y secundarios ya mencionados anteriormente. 

Puede usarse de manera granular, o mejor aún, en pastillas o tabletas ya que de esta forma la nutrición es adecuada y sin riesgo. 

También se recomienda usar granulados a dosis iguales a las marcadas en el inciso a) EN FLORES; aplicar en círculo justo pegado a la pared de la maceta o jardinera.


d) EN PASTOS:

Dependiendo del porcentaje de Nitrógeno que contenga el fertilizante que se aplique se usará más o menos cantidad; por ejemplo, una concentración standard de Nitrógeno es de 20.5 % y alcanzaría en razón de 1Kg para regar "al vuelo" para una superficie de 10 m2 hasta 40 m2 (según el estado del pasto). Se recomienda su uso cada cambio de estación y en épocas de heladas cada 30 días. Es muy importante regar abundante agua después de su aplicación.
 Una mezcla que funciona muy bien en pastos es poner (para 100 m2) tierra negra mezclado en partes iguales con tabaco (1 Kg por m2 de mezcla) y el  “Alimento para Pasto” a razón de 2.5 Kg revuelto con la mezcla si el pasto es sano, si no hasta 5 Kg y cubrir con la mezcla uniformemente;  acto seguido es regar abundantemente.  Esto nutre muy rápido y en épocas de frió lo previene del amarillamiento. 


e) PLANTAS QUE REQUIEREN ALIMENTACIÓN ESPECIAL:

Existe un grupo de plantas denominadas Calcífugas o Acidófilas tales como:AzaleasCameliasHortensiasMagnoliasGardeniasRododendros y Juníperos. Este grupo de plantas específicamente necesitan de un suelo con características ácidas para poder desarrollarse y nutrirse; por el contrario, si el suelo es neutro o alcalino (es decir ausente de acidez) éstas jamás prosperaran y pueden llegar a morir.
Un aspecto químico de las tierras es su reacción ácida o alcalina.  Depende de la concentración en iones de Hidrogeno.  Esta observación que nos puede parecer superflua y difícil de entender, tiene suma importancia a la que a la hora de elegir una tierra o de mantenerla adecuada a la planta escogida, porque las plantas tienen preferencia por un determinado grado de acidez y si no lo encuentran en la tierra no prosperan.

Las tierras, en general son ligeramente ácidas o ligeramente alcalinas, a esto se le llama pH o grado de acidez y / o alcalinidad.

El grado de acidez o alcalinidad se mide por una escala numérica que va del 0 al 14.  En el 7, término medio, se halla la neutralidad.  Del 7 hacia abajo se califica de ácida y aumenta en orden descendente, o sea que un pH de valor 5 es más ácido que un pH 6.  Del 7 al 14 va aumentado la alcalinidad. Las necesidades de las plantas se mueven entre valores de pH 4 y pH 7,6
Las plantas calcífugas necesitan un pH ácido, esto se logra usando alimentos especialmente fabricados para este tipo de plantas y nunca, bajo ningún concepto deberán aplicarse los fertilizantes tradicionales que se usan para todas las demás plantas, pues son sales minerales que promueven la alcalinidad y por lo tanto, la inhibición del desarrollo, el bloqueo de la nutrición y finalmente la muerte de la planta. Se recomienda que estas plantas se siembren por grupos separados de las otras pues requieren, entre otros, la presencia abundante de material orgánico (hojas secas y abonos orgánicos en general como el  “Humus Activo”). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada